martes, 3 de abril de 2012

Abre la puerta ...

Ella se deja tentar con mis propuestas y mis planes armados sobre la hora.
Ella se baja de un micro con esa sonrisa que garantiza que los días que vendrán solo pueden ser maravillosos. 
Y nos encontramos en el primero de varios abrazos.
Ella sobrevive 4 días a mates y pan con queso (en sus distintos formatos) porque sabe que detesto cocinar.

Ella me trae de vuelta las risas, me sacude cierta modorra en la que caigo a veces, me ayuda a pensarme, me  reconcilia conmigo misma y con los distintos personajes que me componen, me presenta el mundo (y mi mundo) de una manera más sencilla de comprender, de digerir y de tolerar.
Ella me cuenta las cosas que se me suelen perder.

Ella disfruta de mi complicado sentido del humor y de los incontables episodios que me hacen una convencida de que la vida es una burla absurda.

Ella cuida mi mente y mi corazón, me vuelve a conectar con la risa, con la música, con la alegría, con la felicidad...


Ella, con su presencia me trae el sol



3 Hacen conmigo:

Café (con tostadas) dijo...

¿y cómo no me iba a tentar? si ¡¡sos una máquina de tener muy buenas ideas!!

Además, ¿viste esa idea de que es de a dos, de que lo que pasa de un lado pasa del otro?

Bueno, hermanita de luz, ¡tu presencia también trae el sol!

Gracias, miles.

El alter ego de Mabel dijo...

¡qué lindo pronóstico es encontrar a algunas personas!

Lara dijo...

Café: Que bueno que es de a dos!!! y que bueno que mis ideas te parecen buenas1!!!!
Beso grande!!!

Mabeles: Es cierto. Hay personas que hacen que todo lo otro tenga sentido!!!

Besos a cada una