lunes, 21 de noviembre de 2011

Tenes que saberlo

Si siento que tengo que hacer un esfuerzo para gustarte, ya no me interesa hacerlo
Si me tengo que justificar por "pensar demasiado" o por "ser muy complicada", empiezo a pensar que hasta ahora no te acercaste a mi, sino a lo que te imaginaste que yo era.
Si empiezo a sentirme juzgada, ya no me siento comprendida.
Si escucho que opinas sobre cosas que son delicadas para mí o sobre personas que son importantes para mí sin saber mi historia o sin saber que significado le doy a algunas cosa, ya no tengo ganas de contarte nada más.
Si además me das recetas fáciles, sin saber lo que pasa por mi piel, difícil que me queden ganas de compartir con vos.

5 Hacen conmigo:

Chuchi Gonzalez dijo...

Me encanto! felicidades! sigo a tu blog porque me gusta tu escencia. besos

Lara dijo...

Chuchi: Bienvenida!!!
Gracias por los mimos!!!
Beso grande!!

Café (con tostadas) dijo...

si tengo que contarte todo esto, probablemente ya estemos en un lugar complicado...

no?

Marilin dijo...

ovbia

Luis dijo...

muy bien