miércoles, 11 de julio de 2012

De canciones, caprichos y otros olores...

-¿Cómo te maltrata este frío que está haciendo por allá?
- Me maltrata bien. Es decir, me deja bien maltratada.



Cuando un libro o un viaje se terminan, queda un vacío. 
Hoy se hizo insoportable. Debe ser porque sucedieron ambos casi en simultáneo.
Y el frío me atravesó entera. Entero el pecho, entera la panza, enteras las piernas, hasta los talones.
El frío y el vacío. Los dos. En partes iguales.

Y lloré.  
Lloré por vos y por mi otra vez.

Después de todo el tiempo que pasó (...)
Qué locas son las cosas 
que al alma se le antoja 
conservar (...)qué inútil esta cosa 
de olvidar (...)
Good morning, heartache 
Here we go again (...)
Después de todo el tiempo que pasó 
ya sé que no hay encuentro entre los dos 
Esta canción es tuya, 
guardala antes que huya 
como vos


De lejos alguien viene cantando. Y regala canciones.
Tres canciones:

(...)
Qué mal, 
qué mal, 
esta absurda y triste historia
que se pone cada vez peor
Qué mal, 
qué mal, (...) 
¿qué es lo que voy a hacer
si ya no hay forma de pedir perdón?




(...)y por fría que fuera mi noche triste, 
no eché al fuego ni uno solo 
de los besos que me diste. 
Por ti, 
por ti brilló mi sol un día 
y cuando pienso en ti brilla de nuevo 
sin que lo empañe la melancolía 
de los fugaces amores eternos. 
Dondequiera que estés 
te gustará saber 
que te pude olvidar y no he querido, 
y por fría que sea mi noche triste 
no echo al fuego ni uno solo 
de los besos que me diste. 
Dondequiera que estés.... 
si te acuerdas de mi



(...)Pido atardeceres en los cielos de Beltrán 
Y que tus mañanas siempre sean para hablar 
Cuando los jardines no se pasen de estación 
Buscaré más flores para darte mi canción de amor. 
Y si vos querés te voy a buscar 
Para que los días no se vayan sin pensar. 
Y si vos querés te voy a buscar 
Y dejamos los caminos libres de humedad. 



Y todo se mezcla.

Un mínimo destello interrumpe al frío que invade todos los rincones.
Y por un instante sonreímos. 




martes, 3 de julio de 2012

Tomate un mate conmigo...

Hay un instante en el que todo el cuerpo, pide a gritos un mate.
Minutos después en que todos los sentidos fueron exaltados a la vez y todos los músculos fueron, de alguna manera conmovidos.
Esa fracción de tiempo, en la que todas las funciones comienzan a re acomodarse, lo único pero único que hace falta para que el bien estar sea completo es la sensación de esa infusión caliente y amarga descendiendo por la garganta.
La fuerza y la voluntad para ir a prepararlo escasean justo en ese momento. 
En un acto de fe, estiro el brazo hasta el termo y cebo uno, que no está ni tan caliente ni tan amargo, pero está en el punto exacto en que mi estómago puede soportarlo.
Y es ahí donde agradezco con todo mi ser a todas las deidades del universo, que haya quedado preparado de antes...


martes, 19 de junio de 2012

Lo que no se usa se atrofia...

Hubo un tiempo en que quise ser toda una ama de casa, un SEÑORA. Entonces me esmeraba y ponía mis mejores esfuerzos en cocinar, por ejemplo.
Tiempo después y terapia mediante, acepté que las tareas de la casa en general y cocinar en particular no me gustaba ni un poco. Entonces cambié la estrategia.
Comencé una campaña de marketing negativo, asegurando que yo no cocinaba ni bajo tortura y que además era una perfecta inútil en las artes culinarias.
El objetivo estaba clarísimo:  generar la expectativa más baja posible (sabiendo en el fondo que me defendía y que no lo hacía tan mal), para así, ante la menor elaboración de alimentos, recibir los honores como si se tratara de cruzar el Río de la Plata nadando y que además fuera interpretado como el más sublime de los actos de amor.
Durante un tiempo funcionó.
Hubo un tiempo, en que bastaba una noche de chat para que un señor se rindiera ante mis encantos (?) y bastaba un solo amanecer juntos para que se hiciera mi novio y estuviera dispuesto a quererme...


Pues bien...
Debo decir que he perdido el toque:
Cada vez cocino peor. 
Los fideos se me pasan, el arroz me sale duro y nunca le pego a la cantidad de sal.



(¿Existirá alguna relación entre mi perdida capacidad de cocinar y la de enamorar señores?)

martes, 5 de junio de 2012

No me la estás haciendo nada fácil...

Difícil distinguir entre lo que tiene que morir y lo que merece vivir. Muy difícil.
Mantener vivo aquello que, creo, tiene alguna posibilidad, aunque sea chiquitita, se vuelve un delicado arte:
Manejar sutilezas y picardías, soportar silencios, dejar caer pañuelitos, hacer caíditas de ojo, o el combo fatal: ojitos + naricita + hombrito + sonrisa (Y POR MENSAJITO), encontrar el comentario ingenioso con el que robar alguna sonrisa e iniciar una charla, evitar el arrebato... 
Ufff todo un trabajo!!!




Pero escuchame una cosa Chiquito Leeendoooo, si publicas una foto tuya con una manzanita en la boca y así todo sueltito de cuerpo preguntás "cómo voy a hacer para pasar el invierno?"....





TE DAS UNA IDEA DEL ESFUERRRRRRZOOOOO QUE TENGO QUE HACER PARA NO CONTESTARTE LO QUE PIENSOOOOOOO????





jueves, 31 de mayo de 2012

Hagamos la prueba...


Y si nos vamos a la plaza, o frente al río y nos descalzamos, y nos acostamos en el pasto de cara al sol y charlamos y nos reímos un rato de todo.. de vos , de mi, de los otros...?
Y si nos tomamos unos mates?
Y si escuchamos alguna música compartida?
Y si me mostras algo que te divierta mucho, y después yo te muestro algo que me divierta a mi?
Y si nos apoyamos la cabeza en el hombro mutuamente?
Y si comemos torta de chocolate?
Y si buscamos unos marcadores  y hacemos dibujitos de colores?
Y si nos disfrazamos y sacamos fotos? O mejor... si hacemos un vídeo clip ???
Y si andamos en patines? o a caballo?
Y si nos contamos un secreto al oído?
Y si compartimos un secreto?

Y si te animás a ver que pasa???

jueves, 10 de mayo de 2012

Mientes

Lo malo de la mentira, es que sigue doliendo aunque pase el tiempo.
Que la sensación de estafa y el enojo por haber creído, no se pasan.
Que daña en lugares en los que es muy difícil reparar.
Que enoja retroactivamente, cuando ya no hay nada que se pueda hacer y cuando tampoco tiene sentido.
El problema de las promesas rotas es que causan descreimiento.
La tragedia de las ilusiones rotas es que cada vez, cuesta más volver a ilusionarse.




Aun así... Vos elegiste mentirme.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Diferencia de conceptos

Que él diga: "Es muy duro, porque es ver la muerte del amor. Pero además es verla por todos lados a mi alrededor". Y yo sienta su dolor por todo el cuerpo, es EMPATIA.

Que yo piense: "Bienvenido al club, porque realmente es así", y que además recuerde lo doloroso que es ir descubriendo eso, pero que después pasa y aun así se sigue viviendo, es CINISMO.

Definitivamente, lo que no nos mata...
Nos hace más hijos de puta...